Foto

El vehículo comercial ligero (LCV) correcto: Eficiencia optimizada de la flota y los conductores

Arval Mobility Observatory 28 Mar 2023

Nuestro mundo está cada vez más urbanizado, lo que incrementa la necesidad de vehículos comerciales ligeros, ágiles y versátiles.

Los vehículos comerciales ligeros (LCV) se han convertido en una parte cada vez más importante de nuestro sistema de transportes.

La pandemia trajo consigo el auge del teletrabajo y de las entregas a domicilio, lo que supuso un reto para los vehículos comerciales ligeros que estos han conseguido superar, demostrando su capacidad de respuesta ante los desafíos del transporte moderno. Ahora, se prevé que el mercado europeo de vehículos ligeros crezca desde los 58 000 millones de euros en 2021, hasta alcanzar los 75 000 millones de euros en 2026. A nivel global, se espera que el mercado mundial de vehículos ligeros alcance los 735 000 millones de euros en 2030.

Según un estudio de 2019 de la Comisión Europea, el sector del transporte, además de ser “una de las principales palancas de desarrollo”, es “también un importante emisor de dióxido de carbono (CO2) y contaminantes”.

En 2017, el sector fue responsable del 27 % de las emisiones totales de gases de efecto invernadero de la UE, y los vehículos comerciales ligeros produjeron alrededor del 9 % de esas emisiones del transporte.

Este estudio de la Comisión Europea afirma, también, que el hecho de que la electrificación tuviese “una alta penetración en el segmento de vehículos comerciales ligeros”, o el hecho de que el 34% de la composición del mercado fuesen vehículos comerciales ligeros en los próximos 7 años, “podría conducir a una reducción de las emisiones totales de CO2 del transporte en más del 3% para 2030“.

Con este mayor uso y el creciente impacto ambiental surge la necesidad de optimizar tanto los sistemas como los vehículos y el uso que de ellos hacen las personas.

 

OPCIONES CREATIVAS DE OPTIMIZACIÓN PARA FLOTAS DE VEHÍCULOS COMERCIALES LIGEROS

Exploremos, por lo tanto, algunas de las opciones creativas de optimización disponibles para los administradores de flotas de vehículos comerciales ligeros en la actualidad. En primer lugar, optimizar la ruta en sí es clave.

El seguimiento en tiempo real y varias opciones disponibles de enrutamiento, en un GPS comercial o de consumo, son imprescindibles para el control, la organización del tiempo y la gestión de los inconvenientes. Por ejemplo, si un vehículo experimenta un problema cuando está en ruta, se puede enviar un reemplazo rápido o se puede redirigir a otro conductor para minimizar la demora y garantizar el cumplimiento del pedido.

Las herramientas de gestión de flota y sus datos en tiempo real, permiten informar rápidamente a todas las partes interesadas, incluyendo el hecho de avisar al cliente de la posible demora o al personal de servicio sobre la llegada de un vehículo para su reparación, ahorrando un tiempo muy valioso para todos los implicados.

Habilitado por datos, la entrega mejorada y la optimización de rutas reducen el consumo de combustible y los tiempos de entrega, eliminando las prisas, lo que a su vez prolonga la vida útil del vehículo y aumenta la satisfacción del conductor y del cliente.

“Geofencing” es una tecnología que crea límites virtuales alrededor de ubicaciones específicas, configurando alertas y notificaciones para rastrear cuándo el vehículo ingresa o sale de un área determinada. Esto garantiza que los conductores estén seguros, que los vehículos no se utilicen indebidamente y que, en caso de robo, se puedan recuperar rápidamente.

Los vehículos comerciales ligeros eléctricos son conocidos por su eficiencia energética, su papel en la reducción de emisiones, un funcionamiento silencioso y menores costes de mantenimiento.

Independientemente del tren motriz, se pueden realizar varias optimizaciones, principalmente en el consumo de combustible y energía, así como en el mantenimiento.

UNA CONDUCCIÓN ADECUADA, EL MANTENIMIENTO PREVENTIVO Y LA GESTIÓN DE RECARGA ELÉCTRICA, FACTORES CLAVE DE OPTIMIZACIÓN

La información sobre el comportamiento del conductor, recopilada a través de cámaras externas y del sistema de control digital del vehículo, así como a través de sensores telemáticos, puede ser especialmente útil para optimizar el consumo de combustible.

Según un estudio del Departamento de Energía de EE. UU. sobre varios tipos de vehículos, incluidos los vehículos comerciales ligeros, "el comportamiento de conducción agresivo, caracterizado por un exceso de velocidad y aceleración y frenazos rápidos, puede aumentar el consumo de combustible entre un 15 % y un 30 %".

Incentivar las buenas prácticas de conducción a través de sistemas de puntos y capacitación puede ahorrarle a una empresa tiempo y dinero gastados en desgaste excesivo, pero lo que es más importante, también en aspectos como la reparación de daños posteriores al accidente y las primas de seguro. La técnica de conducción óptima es moderada y tranquila. Para ello, la educación vial es fundamental.

Anteriormente, también mencionamos el mantenimiento preventivo, el cual es una excelente manera de garantizar que una empresa esté optimizada para funcionar de manera más eficiente.

En los vehículos comerciales ligeros, los cambios regulares de aceite, la rotación de neumáticos y otros mantenimientos rutinarios, incluidas las revisiones técnicas de todo el vehículo, garantizan que el vehículo funcione de manera eficiente.

Al rastrear el uso del vehículo comercial ligero, se puede obtener una mejor comprensión de cómo se está utilizando e identificar áreas de mejora.

Si una empresa decidiera adquirir un vehículo comercial ligero eléctrico, una forma de optimizar el consumo de energía sería establecer una estrategia de carga en la propia base de la empresa. Cargar el vehículo en el sistema eléctrico de la empresa podría ser la solución más rentable.

Varios estados europeos, de hecho, apoyarán a las empresas en este esfuerzo. Por ejemplo, en el Reino Unido, una subvención cubre hasta el 75 % de los costes totales de compra e instalación, Alemania cubre el 80 %, sin contar con las medidas de los municipios locales, que tienen sus incentivos adicionales.

Por último, si el vehículo y el cargador están equipados con capacidad para una carga bidireccional o “Vehicle to Grid” (V2G), la batería del vehículo puede actuar como un dispositivo de almacenamiento para el exceso de electricidad suministrado por la red, realimentándolo cuando sea necesario. Esto ayuda a estabilizar la infraestructura eléctrica local y puede resultar en una factura de electricidad más baja.

 

SATISFACCIÓN DEL CONDUCTOR, LIGADA A LAS AMBICIONES DE RSC

La organización de la carga y los equipos que debemos transportar es crucial en un vehículo comercial ligero para garantizar la productividad de los técnicos que lo utilizan. El personal debe tener fácil acceso a las herramientas y los equipos que necesiten. Al tener todo lo que los conductores necesitan de una manera fácilmente accesible y segura, pueden pasar menos tiempo buscando herramientas y equipos y más tiempo completando tareas, mejorando el rendimiento y ahorrando costes para el negocio, lo que hace que sea una inversión rentable a largo plazo.

La satisfacción del conductor es, igualmente, un aspecto crucial en la optimización de la flota, lo que significa que debe trabajar en un entorno seguro y cómodo.

Atraer y retener una fuerza laboral enfocada en la sostenibilidad y la reducción del impacto ambiental puede resultar clave para las operaciones de los vehículos a largo plazo.

Para atraer a los conductores que contribuirán a los objetivos de RSC, las empresas pueden ofrecer incentivos, como bonificaciones u otras recompensas por cumplir los objetivos de sostenibilidad, brindando oportunidades para el desarrollo y el crecimiento profesional.

Es fundamental comunicar claramente los valores medioambientales y los objetivos de sostenibilidad de la empresa, ya que los empleados potenciales buscan una conexión entre su función y la misión general de la empresa.

Los vehículos comerciales ligeros han demostrado ser una herramienta valiosa que satisface las necesidades de nuestros entornos urbanos. Los vehículos comerciales ligeros eléctricos van más allá, ayudando a las empresas a cumplir sus objetivos de RSC y maximizando las ganancias para los negocios sostenibles.

Leer más Ver menos
Arval Mobility Observatory