3e3wer3

Diferencias entre el uso profesional o particular en el coche de empresa

El uso del vehículo profesional está cada vez más presente en empresas de todos los tamaños, ofreciendo una solución fácil y flexible dentro del entorno corporativo. Además de sus ventajas fiscales y del ahorro en costes, permite modificar la configuración de cualquier flota de vehículos en función de las necesidades.

Dentro del concepto de coche de empresa, podemos diferenciar claramente los distintos usos para los que se ha diseñado el vehículo de renting: un uso exclusivamente profesional, así como su compatibilidad con su uso particular.

  • Uso profesional del coche de empresa

    La opción del uso profesional en los coches de empresa permite a los empleados utilizar un vehículo dentro del horario laboral. Durante su jornada, el vehículo estará cubierto ante cualquier imprevisto o accidente.

    Por su parte, la compañía puede limitar o cancelar el uso de este vehículo en cualquier momento al empleado, así como ofrecer un mismo vehículo para varios de los empleados.

    Los vehículos comerciales (furgonetas o turismos convertidos en vehículos comerciales) son los más característicos dentro del uso exclusivamente profesional. Sin embargo, también es habitual que las empresas permitan a los empleados disponer de los coches de renting, tanto para su uso profesional como para el personal.

    ¿Se puede usar de forma particular el coche de renting de empresa?

    En ocasiones las compañías permiten ampliar la disponibilidad del coche de empresa dentro del ámbito particular del trabajador, es decir, permiten utilizar el vehículo fuera de su horario de trabajo. Esta opción requiere una mayor implicación para las empresas, ya que a nivel fiscal no les permite desgravarse, por ejemplo, la totalidad del IVA.
    Entre las principales ventajas del uso particular del coche de empresa destaca el incentivo que resulta para los empleados, ya que les proporciona un gran ahorro en costes al no tener que abonar los costes de mantenimiento, seguro e impuesto de circulación. También les permite disfrutar de un cierto status y privilegio, al contar con un vehículo nuevo cada cierto tiempo como parte de los beneficios que le proporciona la empresa.
    Por su parte, el empleado deberá asumir el coste de posibles multas y en ciertas ocasiones, los gastos derivados del combustible.
    En definitiva, elegir entre el uso profesional o particular del coche de empresa es importante para conseguir optimizar los recursos de cualquier pequeña, mediana o gran empresa, así como para incrementar la satisfacción de los empleados.
    En ambos casos la elección de las ofertas de renting resulta beneficiosa tanto para las empresas como para los empleados, debido al ahorro en costes y de tiempo que supone este tipo de contratación.

¿Por qué Arval?

Confía en nosotros

La garantía de una multinacional líder con más de 30 años de experiencia

Flexible y adaptado a ti 

Nuestro equipo experto te ayudará a conseguir la solución para ti

Profesionales siempre a tu lado

Estamos a tu disposición siempre que lo necesites, a un clic o por teléfono

Haz tu vida más fácil con total tranquilidad

Solo tienes que centrarte en conducir, nosotros cuidamos del coche y cualquier gestión que necesites