Renting mantenimiento

Ventajas del renting en el caso de sufrir averías

En la actualidad, son muchas las ventajas que ofrece la opción de renting para autónomos y empresas. Además del ahorro de tiempo y la posibilidad de acogerse a interesantes deducciones de impuestos, el hecho de que una sola cuota incluya todos los servicios relacionados con tu flota, aporta una tranquilidad adicional que seguro decanta la balanza hacia esta modalidad.

Sin embargo, mucha gente se pregunta, ¿qué hay de las averías? ¿Quién se hace cargo cuando tenemos un problema técnico con el coche? Por suerte, hay modalidades de renting que resuelven este y otros muchos pormenores relacionados con la gestión de tu vehículo.

  • Mantenimiento preventivo

    En el desarrollo de cualquier actividad profesional que implique el uso de un vehículo, su mantenimiento es importante. Pero en ocasiones puede llevarnos demasiado tiempo e impedirnos desarrollar nuestra actividad con normalidad. Por ello, los planes de renting abarcan, entre otros servicios, el mantenimiento periódico de toda una flota de vehículos, incluyendo la mecánica, carrocería y lunas. Además, gracias al acceso a una red prioritaria de talleres, servicio de entrega y recogida del vehículo, el tiempo que invertir es mínimo.

  • Reparación de averías

    La tranquilidad de los usuarios de renting es total ante situaciones como averías o reparaciones del vehículo, gracias al seguro y al servicio integral de protección del vehículo. Según las condiciones particulares de cada cliente, existe la posibilidad de incluir cláusulas tan beneficiosas, como la sustitución de neumáticos por desgaste o pinchazo.
    En definitiva, tanto la gestión y la revisión periódica, como la reparación de tu vehículo estarán perfectamente cubiertos por tu plan de renting.
    Son muchos los servicios incluidos y destacamos algunos tan ventajosos como:
    • Asistencia 24h: no importa dónde ni cuando ocurra. En cualquier momento podrás solicitar asistencia ante cualquier problema mecánico del vehículo.
    • Cambio de neumáticos: los vehículos de uso profesional, desde la berlias ejecutivas hasta las furgonetas, están pensados para soportar horas intensas de trabajo. Sus piezas móviles necesitan ser sustituidas como método de prevención o ante fallos mecánicos imprevistos. Por lo que, ya sea por pinchazos o desgastes, nuestros vehículos estarán siempre cubiertos.
    • Reparaciones mecánicas: una de las mayores ventajas que aporta el renting es la tranquilidad de saber que en cualquier momento, una red de talleres a tu disposición se encargará de reparar tu vehículo en el menor tiempo posible.
    • Vehículo de sustitución: para asegurar que tu negocio no para a consecuencia de una avería en el vehículo, empresas de renting, como Arval, pone a tu servicio vehículos de sustitución con los que podrás volver a la carretera y seguir con nuestra actividad habitual. Consideramos que evitar que el negocio se paralice debido a un problema mecánico es una prioridad.
    • Reparaciones de carrocería: los daños en la carrocería también están incluidos. Un vehículo es también una carta de presentación para tu empresa, por ello, es importante mantenerlo en óptimas condiciones por dentro y por fuera. Cuidar su aspecto puede, incluso, añadir un valor adicional a tu marca.

    Disponer siempre de un coche prácticamente nuevo y disfrutar de un servicio flexible, rápido y de confianza, permite a particulares, autónomos y empresas ahorrar tiempo, dinero y centrarse en lo que más importa: su negocio.

Contacta con Arval para solicitar una oferta de renting

Tratamiento

¿Por qué Arval?

Confía en nosotros

La garantía de una multinacional líder con más de 30 años de experiencia

Flexible y adaptado a ti 

Nuestro equipo experto te ayudará a conseguir la solución para ti

Profesionales siempre a tu lado

Estamos a tu disposición siempre que lo necesites, a un clic o por teléfono

Haz tu vida más fácil con total tranquilidad

Solo tienes que centrarte en conducir, nosotros cuidamos del coche y cualquier gestión que necesites