t45tr4g

Las principales ventajas del renting de vehículos eléctricos

Innovacion 14 Feb 2022

El renting de coches eléctricos está triunfando y es la opción que elige la mayoría de los usuarios para disfrutar de la movilidad eléctrica: el renting matricula casi uno de cada tres automóviles eléctricos comercializados en España, según datos de la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER). Empresas, autónomos y particulares han comprendido las ventajas del renting de un coche eléctrico, que resumimos a continuación:

 

Sin riesgos

Sustituir un vehículo de combustión por un eléctrico supone un gran desembolso y plantea interrogantes como, por ejemplo, el futuro valor venal de los coches eléctricos. El renting de vehículos ofrece muchas ventajas en esta situación, empezando por la certidumbre: sabemos lo que vamos a pagar mes a mes y no habrá que preocuparse de la futura depreciación del coche eléctrico o del desembolso de un cambio de batería. El renting también aporta flexibilidad, englobar todos los servicios en una única cuota, minimizar el impacto económico y permitir un ahorro de tiempo y recursos al simplificar la gestión de los vehículos. En definitiva, el renting permite disfrutar sin riesgos de las ventajas de la movilidad eléctrica.

 

Elegir y acertar

Los vehículos eléctricos ofrecen un gran potencial, pero hay que estudiar cuál es la mejor forma de llevar a cabo la transición energética de una flota, ya sea grande o de un solo vehículo. Arval ofrece un asesoramiento experto acerca de por qué, cuándo y cómo los vehículos eléctricos son una buena opción para una pyme, un autónomo o un particular. Y para grandes, medianas y pequeñas empresas, Arval Consulting realiza una auditoría: analiza el uso de los vehículos en función de muchas variables, su tamaño y kilometraje; asesora en consecuencia, e identifica cuándo y dónde puede ser adecuado un vehículo eléctrico o electrificado.

 

Sostenibilidad

Usar un vehículo eléctricos es una gran contribución a la defensa del medio ambiente (no tienen emisiones directas de CO2 y se reducen mucho las indirectas); y de la salud, porque mejoran notablemente la calidad del aire de las ciudades (no emiten humos ni peligrosas partículas).

 

Ayudan en los planes de RSC

Una empresa que se preocupa por sostenibilidad es mejor vista por parte del público. Además, los vehículos eléctricos ayudan a cumplir con los objetivos de responsabilidad social corporativa, reduciendo la huella de carbono de la empresa. Las nuevas leyes de cambio climático y transición energética obligan a las empresas a calcular de su huella de carbono, elaborar y publicar un plan de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. La movilidad de todos sus empleados es una parte importante de esas emisiones, por lo que necesitan diseñar planes de movilidad integrales en los que el vehículo eléctrico tiene mucho que decir.

 

Un coste de uso y TCO muy ventajosos

Un coche eléctrico tiene un coste por kilómetro considerablemente inferior al de un modelo de combustión, porque consume menos energía y porque la electricidad es mucho más barata que el diésel o la gasolina. El coste energético de un coche eléctrico medio –con una batería de 50 kWh- oscila entre 0,50 y 2 euros (dependiendo de la tarifa eléctrica) cada 100 kilómetros, frente a los 5 euros/100 km de un diésel equivalente. Y el mantenimiento de un vehículo eléctrico también es entre un 30 y 40% más económico.

Con todo lo dicho, el TCO de los vehículos eléctricos ya ha alcanzado la paridad con el de su equivalente de combustión en algunos países, para una serie de segmentos de vehículos, y esta tendencia se está acelerando.

 

Movilidad sin restricciones

Los eléctricos ofrecen ventajas de movilidad, como el acceso ilimitado a las ciudades (a todas las zonas y en todos los escenarios de contaminación). No hay que olvidar que en 2023 todos los municipios con más de 50.000 habitantes tendrán que acotar un área de circulación para vehículos no contaminantes.

Además, permiten el reparto nocturno y se benefician de aparcamiento gratuito, descuentos en los peajes y libre acceso a los carriles de alta ocupación.

 

Una conducción más tranquila y que enamora

Por su forma de funcionar, los coches eléctricos incitan a sus conductores a realizar una conducción más amable y eficiente, que mejora la circulación general. Además, su conducción gusta: la mayoría de los usuarios que prueban un eléctrico salen del coche con una sonrisa en la boca por el silencio y ausencia de vibraciones, su conducción suave y fluida, el sorprendente empuje que proporcionan y su versatilidad, ya que pueden ofrecer caracteres diferentes, desde el más deportivo al más sosegado. 

Leer más Show less