Siluetas coche eléctrico

LA INFRAESTRUCTURA DE RECARGA EN EUROPA: HAY MARGEN DE MEJORA

Arval Mobility Observatory 21 May 2021

LA INFRAESTRUCTURA DE RECARGA EN EUROPA: HAY MARGEN DE MEJORA

 

A principios de 2020, cuando se realizaron las encuestas a los gestores de flota a lo largo de Europa para el último barómetro del Arval Mobility Observatory, las empresas indicaron que la principal barrera para la adquisición de vehículos PHEV y BEV y por la cual consideraban que no aumentarían estas alternativas, era la falta de una red pública de puntos de recarga. Asimismo, en 2020 se ha observado una tendencia continuada de la electrificación, a través del aumento de la venta de los BEV, un 107%, y de los PHEV, un 210% (en la UE, AELC y RU) de acuerdo a la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles, ACEA por sus siglas en francés.

A comienzos de 2021, ¿en qué situación estamos respecto a la recarga pública?

Está claro que la infraestructura de recarga pública para el vehículo eléctrico aún está por debajo de lo que se necesita y se distribuye de manera desigual a través de Europa.

De acuerdo a los datos del Observatorio Europeo para los Combustibles Alternativos, el número de puntos de recarga en Europa (UE, AELC, RU y TR) es aproximadamente de 285.796 y solo 38.081 se corresponderían a puntos de recarga rápida versus los 247.715 puntos de recarga estándar.

 Cuatro países cuentan con más del 75% de todos los puntos de recarga eléctricos: Los Países Bajos (66.461 estaciones púbicas), Francia (47.000 y un objetivo de 100.000 puntos a finales de 2021), Alemania (44.669) y el Reino Unido (33.740). No es necesario ser un buen matemático para entender que con más de un millón de vehículos electrificados (PHEV y BEV) vendidos en Europa en 2020, la infraestructura de recarga todavía es claramente inferior a lo que se necesitaría.

Este es el motivo por el que el 11 de febrero, en una carta conjunta de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), la Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente (T&E por sus siglas en inglés) y la Organización Europea de Consumidores (BEUC por sus siglas en inglés) han solicitado a la Comisión que utilice la revisión de este año de la directiva de infraestructuras para combustibles alternativo para acelerar el paso y para la instalación de un millón de puntos de recarga en Europa hasta 2024 y tres millones en 2029

La ACEA también ha estado solicitando a la Comisión Europea que acelere la revisión de la directiva de infraestructuras para combustibles alternativos como parte del plan de recuperación de la covid-19 y que incluya objetivos de implantación claros y vinculantes para todos los Estados miembros.

Oliver Zipse. Presidente de ACEA y CEO de BMW ha dicho: “La Comisión Europea necesita actuar de manera rápida y fijar objetivos vinculantes para la implantación de la infraestructura de recarga de los Estados miembros. De lo contrario, incluso los actuales objetivos de reducción en la lucha contra el cambio climático están en riesgo. Además de la infraestructura de recarga pública, también es crucial enfocarnos en la recarga en los hogares y en las oficinas”.

Los objetivos individuales deben ser distribuidos a cada país basados en una metodología justa y simple. De acuerdo a esta metodología, el objetivo de Francia sería de alrededor de 206.587 puntos en 2024 y 552.464 en 2029. En Alemania, 398.533 en 2024 y más de un millón en 2029.

La directiva debe también fijar un objetivo de aproximadamente 1.000 puntos de recarga para hidrógeno en 2029.

Por último, pero no menos importante, la carta hizo un llamamiento a la Comisión Europea para proponer el reemplazo de la directiva de la infraestructura para los combustibles alternativos (AFID por sus siglas en inglés) por un reglamento en lugar de una directiva.

De hecho, un reglamento permitiría una rápida implementación de nuevos objetivos, mientras que una directiva requeriría la traslación a una ley nacional que podría aminorar el ritmo. Esto ayudaría a que se armonizaran los criterios de recarga, los métodos de pago para los consumidores, la transparencia de las tarifas, el mantenimiento y otros asuntos comunes en el mercado europeo.

El 2 de febrero, el Departamento de Transporte de Reino Unido anunció una inversión de 50 millones de libras de destinada a aumentar el número de puntos de recarga de vehículos eléctricos en los hogares y oficinas. De manera previa, el Gobierno anunció 20 millones de libras dirigidos a los ayuntamientos para ayudar en la instalación de puntos en la red nacional de carreteras.

Con el desarrollo de nuevos modelos de EV con una mayor autonomía, tener una infraestructura de recarga apropiada en cuanto a números y cobertura geográfica, será primordial.

Leer más Show less