hdhdhdh

LA CIUDAD DE 15 MINUTOS

LA CIUDAD DE 15 MINUTOS 

 

Actualmente el 58% de la población mundial vive en áreas urbanas, pero la previsión es que este porcentaje aumente al 70% en 2050. Esta situación genera múltiples retos como la calidad del aire, la congestión, el tiempo que pasamos en el coche (por ejemplo, en París la media fue de 163 horas en 2019) y que podríamos dedicar a otras actividades… Todas estas inquietudes se han acentuado durante el período posterior al confinamiento.

Una mayor sostenibilidad y un ambiente más limpio en las ciudades son los grandes objetivos por alcanzar y tanto el sector público como el privado están uniendo fuerzas en esta dirección.

En nuestro En nuestro artículo “La movilidad como servicio: por qué, cómo, dónde”, hemos explicado que la movilidad como servicio (MaaS por sus siglas en inglés) puede ser una de las soluciones.

El objetivo de la movilidad como servicio es conectar múltiples opciones de movilidad en un mismo sistema fluido y accesible, que sea dirigido por la demanda y la información.

La promesa que nos hace la MaaS es una disminución de la congestión, la mejora de la calidad del aire y una reducción del tiempo dedicado al transporte, haciendo un uso más eficiente de la infraestructura ya disponible. Otro ejemplo lo encontramos en los ayuntamientos cuando cambian el pavimento por carriles-bici y facilitan espacio para el peatón y para el uso de la bicicleta (Roma, Viena, Milán, París, Bogotá son solo algunas de estas ciudades)

Por lo tanto, cabe preguntarse: ¿estamos ante un replanteamiento de la ciudad como la ordenación de la vida urbana y no de la ciudad en sí?  Este es el concepto que se está desarrollando mediante “la ciudad de 15 minutos”. Pero, ¿qué significa es lo que significa?

El concepto de la ciudad de 15 minutos es aquel en el que las necesidades diarias y urbanas son cubiertas en un radio de 15 minutos andando o en bicicleta.  Las seis funciones urbanas y sociales esenciales quedarían satisfechas en una corta distancia: vivir, trabajar, abastecerse, cuidarse, aprender y disfrutar.

Este concepto es desarrollado por Carlos Moreno, Profesor de la Universidad de la Soborna en París, y también es mencionado en la Agenda de Alcaldes del C40 para una Recuperación Verde y Justa, publicada en julio de 2020.

La C40 es una red de grandes urbes del mundo (96 ciudades) cuyo propósito es abordar el cambio climático. Esta ofrece apoyo a ciudades para colaborar de forma efectiva, compartir conocimiento y llevar a cabo acciones significativas, medibles y sostenibles en cuanto al cambio climático. En el documento, los alcaldes implementan políticas de ordenamiento urbano que fomenten la ciudad de 15 minutos como marco para la recuperación, en donde los ciudadanos son capaces de cumplir la mayoría de sus necesidades en un corto paseo o una vuelta en bicicleta desde sus casas. Para conseguir este objetivo, los alcaldes de C40 manifiestan el hecho de que deben crear un ambiente regulado que favorezca las zonas inclusivas, un desarrollo de usos múltiples y espacios y edificios flexibles. En este documento, Paris y Milán se mencionan como ejemplo de ciudades con mejores prácticas de ello.

En París, se planean añadir oficinas y espacios de co-working y se está impulsando el teletrabajo. Esto se traduce en la transformación el espacio y la organización urbana y el desarrollo de servicios polivalentes, por ejemplo: una escuela podría ser utilizada como espacio para otras actividades durante el fin de semana o un edificio podría usarse tanto para ser habitado como para el teletrabajo. Anne Hidalgo, la alcaldesa re-elegida de París, ha establecido este concepto como un asunto fundamental en su programa.

No obstante, ¿se trata de solo un concepto? ¿o puede convertirse en realidad?

Mejorar la calidad del aire y el bienestar de los ciudadanos y disminuir el tiempo diario de transporte al trabajo son parte de los objetivos de los alcaldes pertenecientes al C40, pero a su vez, generará numerosos cambios en nuestra organización actual.

¿Cuáles son los límites de estos cambios? Uno de ellos, es que no todas las empresas serán capaces de tener oficinas cerca de las viviendas de sus empleados, las personas que viven en el extrarradio y que trabajen en el centro de la ciudad, no siempre podrán o desearán vivir en el centro. Buscar un trabajo cerca del hogar o el teletrabajo no siempre serán opciones posibles…

La idea del crono-urbanismo no es nueva, pero la cuestión es: ¿estamos más abiertos ahora a este concepto que en el pasado?

 

 

Leer más Show less